Coaching de Pareja

El amor es un desafío constante; no un lugar de reposo sino un moverse, crecer, trabajar juntos; que haya armonía o conflicto, alegría o tristeza es secundario con respecto al hecho fundamental de que dos seres se experimentan desde la esencia de su existencia, de que son el uno con el otro, al ser uno consigo mismo y no al huir de sí mismos: solo hay una prueba de la presencia del amor, la hondura de la relación, la vitalidad y la fuerza de cada una de las personas implicadas. Es poresos frutos por los que se conoce el amor. Erich Fromm

La relación de pareja está en permanente cambio, criar, crecer individualmente, como pareja y como familia. Muchas veces las etapas del desarrollo individual no son igual en los miembros, y esto puede desequilibrar la comunicación y los objetivos en común creando insatisfacción.

También hay situaciones en la vida en que las expectativas, los acuerdos o la visión que tenemos sobre lo que queremos como pareja necesitan ser revisadas, redefinidas o quizás, dichas por primera vez.

Si sentimos que algo ha cambiado y nos hemos distanciados. O que cada vez tenemos más discusiones, si nos sentimos no escuchados, estancados o atrapados en la rutina y aún así, sentimos que nos queremos/amamos. Si en vez de conversar solo nos reclamamos el uno al otro. Entonces necesitamos hacer algo, para que la relación sea más satisfactoria, quizás necesitamos Coaching de Pareja.

En el proceso de Coaching de Pareja, en pocas sesiones, se revisan y adecuan las expectativas de cada uno de los miembros de la pareja, se aclaran dudas sobre las interpretaciones de actos y mensajes que nos afectan; se aprenden nuevas formas de comunicación, diferentes y efectivas. Se hacen conscientes las necesidades de cada uno y de ambos como pareja, para construir juntos un espacio de armonía. Se aprende a generar acuerdos para mejorar la relación, se adquieren habilidades y actitudes creativas para resolver conflictos, para potenciar el proyecto de vida personal y crear una visión compartida de lo que deseas vivir en tu relación.

Las sesiones con la metodología del Coaching de Pareja invitan a la reflexión para generar los cambios que te centrarán en tu propio crecimiento personal y en el desarrollo de tu relación. El hecho de mejorar la calidad de la comunicación y la relación, tiene un efecto muy positivo en la relación con los otros integrantes de la familia nuclear y extensa.